¿Primera vez alquilando? Consejos para arrendar un apartamento o casa

El proceso de alquilar su primera vivienda puede parecer muy engorroso, pero puedes hacerlo de una manera más sencilla siguiendo estos consejos para inquilinos primerizos.

Evita precipitarte

Precipitarse puede llevar a cometer errores y lo opuesto puede hacer que el proceso de mudanza sea más agobiante. Es necesario entonces considerar tus necesidades, preferencias y presupuesto, antes de tomar decisiones para que así puedas ejecutar todo de manera correcta.

Cuando de alquilar una vivienda se trata, es importante tener en cuenta que es un proceso bastante prolongado en el tiempo, así que deberás tenerlo todo cuanto más planeado mejor.

Haz cálculos

Un presupuesto bien delimitado puede ayudarte a considerar todos los gastos del proceso:

  • Los gastos generales adicionales (Incluir aquí también gastos de alimentación, transporte y ocio).
  • Los depósitos
  • Los costos de mudanza
  • Los gastos del seguro de alquiler
  • Las tarifas por mascotas

Evalúa las exigencias de la propiedad:

  • ¿Dónde está tu ubicación ideal?
  • ¿Qué servicios prefieres?
  • ¿Uno o dos dormitorios?
  • ¿El presupuesto te permitirá vivir solo o necesitarás un compañero de cuarto?

Una opción a considerar es la de un compañero de cuarto. Puede ser un amigo o una pareja, o alguien que conociste a través de algún portal inmobiliario. Para que funcione la convivencia, es importante tener una comunicación directa, clara y sincera, así cómo establecer de forma precisa el reparto de tareas del hogar y otras normas cotidianas (por ejemplo invitar a otras personas o parejas, tener mascotas, fumar, etc).

Evita asumir que sabes cuáles son las necesidades y deseos de tu posible compañero de cuarto y realizar acuerdos sobre vuestras expectativas.

Ordena bien la información

¿Qué documentos son necesarios para solicitar un apartamento en arriendo? Esta breve lista de comprobación puede agilizar el proceso y sorprender a su probable propietario:

  • Comprobante de ingresos e identificación
  • Historial de alquiler (si tiene) y referencias
  • Puntaje crediticio
  • Registro de vehículo y comprobante de seguro.

Consejo extra: Si su puntaje crédito no es el indicado para los requerimientos del propietario, puedes solicitarle una carta de referencia de alquiler de antiguos compañeros de habitación o colegas.

Elabora una checklist para que no se te olvide nada importante

Antes de realizar un recorrido por alguna propiedad, elabora una lista de preguntas para consultar. Algunas sugerencias de interrogantes:

  • ¿Cuáles son los términos del contrato de arrendamiento?
  • ¿Qué es la política de mantenimiento?
  • ¿El alquiler aumentará con el tiempo?
  • ¿Cómo se procesan los pagos de alquiler?
  • ¿Se requiere seguro para inquilinos?
  • ¿Qué servicios y comodidades están incluidos?
  • ¿Cómo fluctúa la temperatura interior estacionalmente? ¿Frío en invierno, calor en verano?
  • ¿Cuáles son los costos de mudanza requeridos?
  • ¿Qué estacionamiento está disponible para los inquilinos?
  • ¿Cuáles son las políticas de mascotas e invitados?

Finalmente, asegúrate de comprender enteramente el contrato de alquiler y comprueba de que todas las restauraciones estén concluidas antes de firmar.

Espero que el post te haya resultado de ayuda sobre qué cosas tener en cuenta a la hora de arrendar, y cómo siempre, cualquier duda que tengas puedes dejarnos un comentario justo debajo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Deja un comentario